Ricardo Eiriz

Ricardo Eiriz

Su misi“n es transformar el mundo, por medio de ayudar a las personas a desarrollar todo su potencial y para lograrlo cambi“ su profesi“n por la de "Ser feliz y ayudar a los demás a que también sean felices". Es el creador del Método INTEGRA, una revolucionaria metodolog“a de transformaci“n a nivel subconsciente. Autor de cinco libros: "Método INTEGRA", "El alma de la salud", "Apunta alto", "Un curso de felicidad" y "Escoge tu camino a la felicidad y el éxito".

Posts por Ricardo Eiriz 3 resultados

¿Estás programado como perdedor o como ganador?

Por Ricardo Eiriz Afrontamos la vida tremendamente condicionados. Nuestras creencias sobre nosotros mismos nos impulsan como un cohete, o bien, nos mantienen anclados, impidiéndonos avanzar en dirección a nuestras metas. Algunas personas tropezamos una y otra vez con la misma piedra. Cometemos los mismos errores y nos preguntamos por qué somos incapaces de aprender y rectificar. A otros, por el contrario, todo parece salirles bien, y siempre consiguen lo que quieren, pareciendo ...

Tu subconsciente, ¿amigo o enemigo?

Lo quieras o no, tu subconsciente dirige y dirigirá tu vida mientras vivas. Ahora bien, puede hacerlo ayudándote a alcanzar tus metas o alejándote de ellas. De un modo u otro está en tus manos. Nuestra mente subconsciente o inconsciente, juega un papel fundamental en nuestras vidas. Se trata de esa parte de nuestra mente que controla todos esos comportamientos que se desarrollan fuera del ámbito de nuestra consciencia, o lo que es lo mismo, sin que pase por nuestro pensamiento. En ...

Aprende a susurrarle a tu mente

Cuando nacemos venimos “de fábrica” con distintas capacidades entre las que destaca una mente maravillosa que nos permite funcionar en dos modalidades: manual y piloto automático. El funcionamiento manual es el que nos proporciona nuestra mente consciente a través de nuestro pensamiento. El piloto automático es responsabilidad de nuestra mente subconsciente, lamentablemente una gran desconocida para la mayoría. Hay quien se aproxima al subconsciente como si de un caballo desboc...